viernes, 27 de octubre de 2017

Hasta Hoy

Hola a todos. Hace un par de días, durante una refacción en mi casa, encontré escondido, y de manera insólita, un papel en borrador donde completaba el esquema de una novela que llevaba escrita hasta la mitad y luego abandoné. Estaba fechado en 2006 y me orientaba para su continuación. Aquel hallazgo me produjo una mezcla de sorpresa y de emoción. Soy determinista, no creo en casualidad alguna. Así que en consideración a ese hecho y a otras circunstancias sentí que debía continuarla. Es probable, por lo tanto, que ya no me vean por aquí muy seguido en forma literaria. Tal vez cada tanto, alguna anécdota o algún viaje, pero no mucho más. Les estoy muy agradecido por las visitas y los comentarios. Y a modo de (semi) despedida les dejo un poema que escribí en las últimas 48 hs. Tengo la suerte que puedo escribir -acaso de manera limitada- tanto prosa como poesía. Espero que les guste.


Los vientos del sudeste me llevan arrastrado
Por la Costanera Sur de Buenos Aires.

Tengo un alma de barrio sesgada y suburbana
Tengo el sueño cambiado por lunas industriales.

En Alsina se aloja el niño extravagante
Aquel del tiempo oscuro, de la niebla y el tango.

Soy sol, soy Lito Nebbia, soy el Che derrotado
Transpiro angustias vanas, soy vereda, soy Glasgow.

Me trepé a los carteles de los sueños fallidos
Toqué timbre en la casa más vieja de la cuadra.

Caminé haciendo eses por aceras gastadas
La ciudad se llevó mi primer desengaño.

Fui tan joven que ahora ni recuerdo los días
Canté con la cigarra un himno equivocado

Me recibió la noche inaugural del tiempo
Fui sal de anfetamina refugiado en el baño.

Después cualquiera sabe, se revelan los sueños
Y una siniestra marca rubrica el almanaque.

Me fui ajando de viajes, de amores desolados
De sexo sin medida y vino derramado.

La vida llegó un día vestida de mujer
Fue una dama empeñada en hablarme al oído

Me dijo que traía, la dicha entre sus manos
Y fui feliz, es cierto, no tengo que negarlo.

Debí crecer y anduve atravesando ríos
Que según me dijeron era lo necesario

Tuve un día una hija que estalló dentro mío
Al igual que un cometa en una supernova.

Las noches y el misterio se llevaron mis horas.
 Y el grito del destino llegó de no sé dónde.

Después la dama negra me rondó por la noche
Nunca supe muy bien lo que andaba buscando.

Fui turista sin nombre y llegué a las alturas
De las Torres Gemelas, cuando se derrumbaron.

Miliciano del cuerpo de las mujeres bellas
Amé por siempre el mar, la música y el arte.

Y hoy que estoy en la recta final de lo que pasa
Ya no me arrastra el viento y se ríe la metralla.

Hay un silbido agudo por sobre mi cabeza
Y a veces a mi lado pasan cerca las balas.

Pero yo le hago frente con los hombros alzados
No quisiera que el miedo empañara mi ocaso.

En fin, que estuvo bueno eso de haber amado
Y el transcurrir la vida durante un breve lapso.

Fue bello ser mojado por el agua de lluvia
Y el sabor de la fruta y la niña en mi regazo.

Cuando llegue el momento me iré al igual que todos
Sin la menor certeza y de modo involuntario.

Llevaré en mi retina la cara de mi hija
Y armaré una sonrisa por salir en la foto.

Aquí andarán mis letras mis anhelos, mis ansias
Y el olvido escondido detrás del calendario.





                                                                                                       Safecreative


22 comentarios:

  1. Hermosas palabras para tu futura y momentánea ausencia. Besos

    ResponderEliminar
  2. Ni lo dudes un instante,... con determinación!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el aliento. te mando un fuerte abrazo.

      Eliminar
  3. A parir la novela! La esperamos con ansias!! Fantástico poema 🙌🙌

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco Liliana. Espero estar a tono y terminarla. Un beso.

      Eliminar
  4. Deslumbrante, amigo hermoso. Sí, a escribir la novela, sin que te alejes! Nos haces falta. A mí, me haces falta. Un besote. SOFIAMA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sofía. Trataré de no alejarme tanto. es muy lindo lo que me has puesto. Te mando un beso grande.

      Eliminar
  5. El poema me pareció impresionante Nes. Tiene una fuerza enorme y hay momentos en que te llega al corazón. Espero que sigas publicando y en cuanto termines la novela me avises. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Carlita. Pasá un lindo fin de semana.

    ResponderEliminar
  7. Este trabajo en poesía de verdad me ha impactado. Por momentos una siente que se corta el aliento. Muy bueno Néstor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco Graciela y te mando un fuerte abrazo.

      Eliminar
  8. Pues las casualidades pasan por algo Nestor, a escribirla y disfrutarla.
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Néstor, se te va a extrañar por la falta de publicaciones, mandanos algo de vez en cuando. El poema creo que expresa también esa nostalgia y drmatismo de tus cuentos.

    ResponderEliminar
  10. Se agradece Guille. Tengo algunos cuentos ya escritos. Son de los últimos años. Tal vez suba algunos. Abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Sin lugar a dudas me gusta como escribís...pensando con el alma y a veces ponés destellos de tu mente que vuela sin sentido al ras del suelo trayendo glorias al leerte

    ResponderEliminar
  12. Gracias Mucha. En general me moviliza escribir acerca de lo que siento y de las cosas que trae la memoria emotiva. Ya estoy lo suficientemente grande como para mirar atrás y hacer alguna evaluación de lo que ha pasado con mi vida. Tu generoso comentario me ha hecho muy feliz. Gracias. Pronto iré a visitar tus cosas. Abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Después de mucho tiempo de estar arrastrando los pies me di cuenta que me faltaba algo. Simplemente se sabe que el deseo llama. Me vengo a quitar el sombrero y a azotar las palmas hasta que las manos me sangren, si lo debo hacer, no lo haré por obligación, no. Siempre por placer aunque muy en el fondo de mi, se me abra una grieta y me duela la garganta cuando vengo a ver tu sentimiento sobre recuerdos. Pero justo digo, es por placer. Esperaré en el borde de la silla tu novela. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Bella dama. Todos mis sueños han sido cumplidos. Verte por aquí colma y desborda cualquier expectativa que pudiera tener el alma de este ingrato. Hay veleidad en la vida y también hay cuestiones innombrables que hicieron que las cosas sucedieran de un cierto modo. Por ti dejo mi novela si es necesario. Ya me tendrás por allá.Otro abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Jamás me perdonaría que dejaras tu novela por sólo capricho mío. Veo aquí muchas memorias tuyas en donde me puedo refugiar cuando el sol esté destilando su furia o cuando la lluvia caiga como metralla. Leerle es ver a través de sus ojos. Aquellos colores y fotografías que dejaron de ser. Anda, saca la espada y acomódate la capa para observar los ojos del dragón. La criatura que crea una travesía innegable a la hora de escribir. Porque este humano quiere ver su novela.

    ResponderEliminar
  16. Se agradece Bella dama. De todos modos soy geminis. Y dicen que los geminis pueden hacer dos cosas a la vez. Un beso. Que pases un gran fin de semana.

    ResponderEliminar